Sobre bandas sonoras

Hola! hoy voy a dedicar esta entrada a hablar un poco sobre bandas sonoras en general.

Aunque parezca que me dedico principalmente a hacer música para videojuegos, lo cierto es que esa no es ni mucho mi intención. Si es verdad que es una parte de lo que hago, y me encanta, aunque otro gran “objetivo” que tengo es hacer algunos temas para cortometrajes, animaciones, etc. La verdad es que ya tengo algunas cosas apalabradas, y estoy deseando que se concrete algo para empezar a aprovechar de verdad mi “estudio” casero, del que os hablaré más adelante.

Creo que la música es la salsa de las películas, cortometrajes, animaciones, etc. Así, al igual que un plato mediocre puede resultar comestible con una buena salsa, una película mediocre puede resultar atractiva por su banda sonora.

Si una banda sonora no se ajusta al tono de una película, puede perjudicar (a mí parecer) mucho a esta última: Una buena banda sonora se mete en tu cabeza sin que te des cuenta, fundiéndose sutilmente con la película, y normalmente consigue acentuar muchísimo (mucho más, creo, de lo que en principio pensamos) las escenas que vemos.
Hace poco ví un documental del programa Redes, que dirige Eduard Punset, en el que se hablaba de la incidencia de la música en las emociones, y ponían un ejemplo práctico de esto, utilizando dos melodías, que provocan diferentes sentimientos, en una misma escena. El resultado, al menos para mí, es sorprendente (A partir del minuto 5:00):


Entrando ya en materia, voy a poner algunas canciones que me han gustado en especial a la hora de ver una película, y que al terminar he pensado “tengo que saber de quien era tal canción”. Estos sólo algunos ejemplos de lo que considero excelentes bandas sonoras:

Alone In Kyoto – Air (Lost in traslation):


La BSO entera de la película “Lost in traslation” me parece bastante buena, siendo un punto fuerte de está peculiar película.
En concreto este tema, del grupo francés Air, me parece excelente, convirtiendo una escena larga y muda de la película en un de sus momentos climax.

Tommib – Squarepusher (Lost in traslation):


Otro tema muy bueno de esta película, que recoge otro momento clave en la película, y donde la música adquiere su mayor protagonismo con escenas mudas, donde la imagen y la música los expresan todo. Tema del artista inglés Squarepusher, muy recomendable.

Por si os interesa, aquí tenéis el tracklist entero de esta banda sonora.

Peer pressure – Jon Brion (Eternal sunshine of a spotless mind):


Row – Jon Brion (Eternal sunshine of a spotless mind):


Que puedo decir de “Eternal sunshine of a spotless mind“. Creo que en esta película todo es excelente. Y cuando digo todo es todo: La banda sonora, la fotografía, los efectos “especiales”, por supuesto el argumento, los actores, el director, etc.  Esta obra maestra dirigida magistralmente por Michel Gondry, maestro en el arte de experimentar con los escenarios y de hacer los efectos “especiales” de manera natural. Escogió para la banda sonora a otro gran artista: Jon Brion, del que ya os hablé en su momento en otro post.

En resumen, os recomiendo a partes iguales la banda sonora y la película en general. Es un placer para los sentidos.

Os voy a poner algunos temas más, aunque en realidad podría poneros miles y miles. Al fin y al cabo, los temas que me he preocupado de buscar son los menos, la mayoría son temas que están ahí, en nuestra cabeza, pero que no sabemos quien los compuso, sólo los familiarizamos con una película, una serie, etc.

Road to Perdition theme – Thomas Newman (Road to Perdition):


Comptine d’ un autre été – Yann Tiersen  (Amélie):


Somebody else – Jeff Bridges (Crazy Heart):


Axel F – Harold Faltermeyer (Beverly Hills Cop):


Un saludo!

Influencias

Aviso para navegantes: Hoy traigo un post laaaaargo, larguete. (Me pregunto si alguien lo leerá entero…)
Os voy a dejar una serie compositores y grupos de música que me han influenciado a la hora de hacer música para videojuegos. Antes que nada os diré que mi relación con el mundo de la composición viene de mucho antes, desde que me regalaron un teclado de chico, y una guitarra bastante después. Con ello quiero decir que, antes de meterme de lleno en la música para videojuegos he tenido una etapa de compositor musical (de hecho sigo, en paralelo, componiendo con la guitarra temas y letras, y he tenido varias intentonas de formar grupos de música, sin llegar a nada).

Lo que quiero decir con todo esto es algo que quizás sea bastante obvio, y es que no sólo me influencia música de videojuegos, también estoy “marcado” por otros géneros, especialmente el rock, el punk, la música electrónica en general, la música clásica, etc.

En relación con influencias de bandas sonoras de videojuegos, destacaría fundamentalmente los siguientes autores:

Nobuo Uematsu:

El gran Nobuo Uematsu, para mí uno de los mejores (sino el mejor) compositor de música para videojuegos de todos los tiempos. Mucha culpa tiene este genio del éxito de las sagas de Final Fantasy.

Quizas destacaría la del Final Fantasy VII, por ser considerado en términos generales el mejor juego de la saga (Y uno de los mejores videojuegos de la historia), aunque en el fondo todas las BSO de los FF (Especialmente las que van del I al X, a partide ahí no he jugado y no puedo opinar) son dignas de escuchar. ahí van unos cuantos temas para que veáis de lo que hablo:

Desde las típicas canciones para batallas…

hasta canciones lentas, tristes, meláncolicas, graves, y mil estilos y formas imaginables:

…Y podría seguir y seguir poniendo más canciones, porque como haber hay muchísimas, todas ellas muy buenas. Y eso por no hablar de los “Piano Collection”, que podéis buscar por la red si os interesa y son un auténtico gustazo:

Yuzo Koshiro:

Pues sí, la cosa va de japos de momento. Yuzo es el responsable de la banda sonora (entre muchísimas otras de otros juegos muy conocidos) de Sonic the hedgehog 1 y 2 para Master System, BSO que ha marcado mi gusto por las melodías de 8-bits, hasta el punto de ser el principal causante de meterme en este embrollo. Para mí este tipo de música tiene algo especial, un encanto en su limitación como música de 8-bits que la hace excepcional:

Os dejo algo más suyo que no pertenece a esta BSO:

Anamanaguchi

Aunque es un grupo joven, y lo he conocido hace relativamente poco, cuando ya había comenzado a componer música para videojuegos, son un referente actual, para mí, de la música Chiptune, de la que me declaro fan absoluto.  Los conocí antes de saltar a la fama con la BSO del juego de Scott Pilgrim y me gustaron, pero cuando salió esta banda sonora fue cuando me encandilaron de verdad (Ya me gustaría conseguir el sonido de esta gente!). Sólo dire una cosa; Que temazos:

…y fuera de esta BSO

Ya fuera del mundo de los videojuegos:

Jon Brion:

Que puedo decir de este compositor estadounidense. Creo que sus melodías, cortas pero intensas, (Suelen ser muy, muy melancólicas) han sido de las canciones que más me han podido llegar a emocionar.  Lo descubrí con Eternal sunshine of a spotless mind (Una película que me encanta), y creo que sus obras son pequeñas desgustaciones para el oído. Ahí os dejo un par de ejemplos de lo que hablo:

Otras influencias:

Por supuesto tengo muchísimas otras influencias, algunas con nombre y forma concreta, y otras están ahí pero no se quien es el autor de las mismas. Por eso tendría que hablar de consolas y juegos, más que de autores. Desde los juegos de la Master System, de la NES, la Mega Drive, pasando por la Game boy (aquí se me ocurren muchos juegos con bandas sonoras buenísimas, véase Pokémon) hasta llegar a la Play, Play 2, etc.

Además, ya fuera del mundo de los videojuegos, evidentemente tengo muchísimas influencias, compositores en solitario, (Michael Jackson, Yann Tiersen, Jimi Hendrix, Beck, etc.) grupos de rock y derivados, (Podría empezar y no acabaría nunca: Foo Fighters, AC/DC, ZZ Top, Nirvana, The Beatles, Guns & Roses, Coldplay, The Strokes, Artic Monkeys, Nothink, Muse, Linkin Park,  y un largo etcétera).

pasando por el punk y derivados (NOFX, The Offspring, Millencolin, blink-182, +44, Sum 41, etc.), la música electrónica en todas sus expresiones y subgéneros (minimal, drum & bass, house, hardcore,  etc, con grupos como The Prodigy, Pendulum, Enter Shikari, etc.), y por supuesto la música clásica (Mozart, Beethoven, Bach, Vivaldi, Carl Orff, etc).

En resumen: Es imposible recoger todas las influencias de uno, porque absolutamente todo lo que escucho acabará influyendome, formándose una masa heterogénea, un todo desordenado que es la base de lo que hago.

Un saludo!