Influencias

Aviso para navegantes: Hoy traigo un post laaaaargo, larguete. (Me pregunto si alguien lo leerá entero…)
Os voy a dejar una serie compositores y grupos de música que me han influenciado a la hora de hacer música para videojuegos. Antes que nada os diré que mi relación con el mundo de la composición viene de mucho antes, desde que me regalaron un teclado de chico, y una guitarra bastante después. Con ello quiero decir que, antes de meterme de lleno en la música para videojuegos he tenido una etapa de compositor musical (de hecho sigo, en paralelo, componiendo con la guitarra temas y letras, y he tenido varias intentonas de formar grupos de música, sin llegar a nada).

Lo que quiero decir con todo esto es algo que quizás sea bastante obvio, y es que no sólo me influencia música de videojuegos, también estoy “marcado” por otros géneros, especialmente el rock, el punk, la música electrónica en general, la música clásica, etc.

En relación con influencias de bandas sonoras de videojuegos, destacaría fundamentalmente los siguientes autores:

Nobuo Uematsu:

El gran Nobuo Uematsu, para mí uno de los mejores (sino el mejor) compositor de música para videojuegos de todos los tiempos. Mucha culpa tiene este genio del éxito de las sagas de Final Fantasy.

Quizas destacaría la del Final Fantasy VII, por ser considerado en términos generales el mejor juego de la saga (Y uno de los mejores videojuegos de la historia), aunque en el fondo todas las BSO de los FF (Especialmente las que van del I al X, a partide ahí no he jugado y no puedo opinar) son dignas de escuchar. ahí van unos cuantos temas para que veáis de lo que hablo:

Desde las típicas canciones para batallas…

hasta canciones lentas, tristes, meláncolicas, graves, y mil estilos y formas imaginables:

…Y podría seguir y seguir poniendo más canciones, porque como haber hay muchísimas, todas ellas muy buenas. Y eso por no hablar de los “Piano Collection”, que podéis buscar por la red si os interesa y son un auténtico gustazo:

Yuzo Koshiro:

Pues sí, la cosa va de japos de momento. Yuzo es el responsable de la banda sonora (entre muchísimas otras de otros juegos muy conocidos) de Sonic the hedgehog 1 y 2 para Master System, BSO que ha marcado mi gusto por las melodías de 8-bits, hasta el punto de ser el principal causante de meterme en este embrollo. Para mí este tipo de música tiene algo especial, un encanto en su limitación como música de 8-bits que la hace excepcional:

Os dejo algo más suyo que no pertenece a esta BSO:

Anamanaguchi

Aunque es un grupo joven, y lo he conocido hace relativamente poco, cuando ya había comenzado a componer música para videojuegos, son un referente actual, para mí, de la música Chiptune, de la que me declaro fan absoluto.  Los conocí antes de saltar a la fama con la BSO del juego de Scott Pilgrim y me gustaron, pero cuando salió esta banda sonora fue cuando me encandilaron de verdad (Ya me gustaría conseguir el sonido de esta gente!). Sólo dire una cosa; Que temazos:

…y fuera de esta BSO

Ya fuera del mundo de los videojuegos:

Jon Brion:

Que puedo decir de este compositor estadounidense. Creo que sus melodías, cortas pero intensas, (Suelen ser muy, muy melancólicas) han sido de las canciones que más me han podido llegar a emocionar.  Lo descubrí con Eternal sunshine of a spotless mind (Una película que me encanta), y creo que sus obras son pequeñas desgustaciones para el oído. Ahí os dejo un par de ejemplos de lo que hablo:

Otras influencias:

Por supuesto tengo muchísimas otras influencias, algunas con nombre y forma concreta, y otras están ahí pero no se quien es el autor de las mismas. Por eso tendría que hablar de consolas y juegos, más que de autores. Desde los juegos de la Master System, de la NES, la Mega Drive, pasando por la Game boy (aquí se me ocurren muchos juegos con bandas sonoras buenísimas, véase Pokémon) hasta llegar a la Play, Play 2, etc.

Además, ya fuera del mundo de los videojuegos, evidentemente tengo muchísimas influencias, compositores en solitario, (Michael Jackson, Yann Tiersen, Jimi Hendrix, Beck, etc.) grupos de rock y derivados, (Podría empezar y no acabaría nunca: Foo Fighters, AC/DC, ZZ Top, Nirvana, The Beatles, Guns & Roses, Coldplay, The Strokes, Artic Monkeys, Nothink, Muse, Linkin Park,  y un largo etcétera).

pasando por el punk y derivados (NOFX, The Offspring, Millencolin, blink-182, +44, Sum 41, etc.), la música electrónica en todas sus expresiones y subgéneros (minimal, drum & bass, house, hardcore,  etc, con grupos como The Prodigy, Pendulum, Enter Shikari, etc.), y por supuesto la música clásica (Mozart, Beethoven, Bach, Vivaldi, Carl Orff, etc).

En resumen: Es imposible recoger todas las influencias de uno, porque absolutamente todo lo que escucho acabará influyendome, formándose una masa heterogénea, un todo desordenado que es la base de lo que hago.

Un saludo!

Anuncios

8-bits: El comienzo.

Sonic the hedgehog (Master System, 1991)

Bueno, mi primer post tras presentarme quiero dedicarlo al comienzo de todo esto. Empecé con esto de la música para videojuegos cuando me entró el gusanillo de querer componer canciones al estilo de las de los juegos de finales de los 80 y principio de los 90 de las consolas de 8-bits. Tuve una Master System cuando era un enano, y recuerdo la música de aquellos con una claridad y nitidez asombrosa (Para la mala memoria que suelo tener), simplemente porque me atrapaban las virguerías musicales que se podían hacer con tan pocos recursos, haciendo de la escasez virtud. En concreto hay un juego, o una saga, que tiene mucha culpa de mi comienzo en en este mundillo: Sonic the hedgehog.

La BSO compuesta por Yuzo Koshiro es (y será) una de mis bandas sonoras favoritas.

Pues a raíz de esa idea de intentar hacer canciones similares a las de este tipo de juegos empecé a hacer cosas. Al principio muy parecidas a las de los juegos de Sonic, y muy simples, pero poco a poco fuí puliendo la “técnica” y cogiendo un estilo propio hasta llegar a lo que hago hoy en día. Un buen ejemplo de la primera etapa es una de las primeras canciones que compuse, a finales del 2008 o así, que, aunque es terriblemente sencilla, le tengo un cariño especial. Como apreciaréis, se parece bastante a la que he puesto antes del juego de Sonic, por lo que os decía antes de que empecé imitando el estilo de este juego:

Simple but great (2009):


De ahí, tras varios años componiendo, he llegado a crear canciones bastante más complejas, puliendo y armonizando mejor los diferentes sonidos, pero siempre manteniendo el mismo estilo, hasta llegar a algo como esto:

The blue one so fast (2011):

Decidí seguir haciendo este estilo (que tengo organizado en común bajo el nombre “8-bits”), y a día de hoy tengo hechas unas 60 canciones de este estilo, divididas en 3 CDs que iré subiendo en otras entradas.
Finalmente os diré que después comencé a probar otros estilos (Como la música para juegos RPG), que ya os iré detallando en otras entradas.

Un saludo!