Perfil en Bandcamp

Hola a todos, hoy os dejo mi perfil recién creado de Bandcamp. He subido, de momento, los 3 álbumes de mi trabajo “8 bits“. Lo bueno de Bandcamp es que puedes elegir a tu gusto el precio al que quieres vender tu trabajo, pudiendo ofrecerlo gratuitamente, y dejando que la gente pague si quiere. (Lo que viene siendo “La voluntad”)

Aprovecho para deciros que quiero sacarle partido a esta página, como soporte para publicitar mis próximos proyectos personales, que muy probablemente intente vender, a un precio prácticamente simbólico (No más de 5$). Uno de esos proyectos, que tengo en mente es la reedición de ciertas canciones (de las 75 que hay en total) de “8 bits”, añadiéndoles instrumentos reales, y dándoles un aspecto totalmente diferente. El proyecto se llamará 8 bits: Hard  mode.

De momento eso es todo lo que os puedo contar, pero ya iré detallando más en Twitter y Facebook.

Un saludo!

Chico Chicle (2012)

Hoy os traigo una canción que llevo tiempo preparando, desde que tengo el “estudio” casero. La verdad es que me ha dado más de un quebradero de cabeza, pero ya está acabada.

Tengo que reconocer que me ha dejado un cierto sabor agridulce, porque, aunque creo que al final ha quedado una canción, al menos, escuchable, si que es cierto que de partida mi idea o mi ambición sobre esta canción era otra. Es evidente que no es tan fácil como puede parecer el grabar, editar, ecualizar, mezclar y masterizar una canción. ¡Y más si acabas de empezar como yo! Por eso me tomo esta canción como un primer paso: Es una canción a la que le he dedicado mucho tiempo; la he grabado como diez veces, mejorándola poco a poco, modificando riffs y secciones, y creo que al final ha quedado una pieza decente.

En cuanto a la canción como tal, mi idea era hacer una canción estilo “Chiptune“, si bien no utilizaría samplers “8 biteros”, si no que utilizaría los sonidos que suelo utilizar para hacer canciones de este estilo,(Véase mi proyecto 8-bits)  añadiendole un toque rockero, con guitarra y bajo.
Lo cierto es que al final creo que me ha quedado una canción con toques pop-rock, o punk-pop, o happy-punk, con riffs simples y felices, de tonos amables, con guitarras rítmicas estridentes, con una percusión sencilla y machacona, y con un ritmo alto en toda la canción. Podríamos encasillarla como una canción “Chiprock” (Será por etiquetas…)

Para descargarla, podéis hacerlo aquí 

Chico Chicle:

En resumen, espero que os guste y que me déis vuestra opinión, que al fin y al cabo es la que realmente vale.

Un saludo!

Kubbi

Lo bueno que tiene la web Soundcloud, es que te permite llegar a la música de mucha gente, tanto profesionales como “amateurs“, y puedes escuchar música muy buena, de gente que son poco o nada conocidos. 

Este es el caso que me lleva a hacer esta entrada, el “descubrimiento” de un compositor noruego llamado Kubbi.

Si hace unas semanas hice una entrada hablando un poco sobre el género “Chiptune“, podríamos decir que Kubbi es un buen ejemplo para representar dicho género. Explorando un poco en Soundcloud canciones de este estilo, dí con este compositor que tiene unos temas que me parecen soberbios. Aquí os dejo unas de sus canciones que más me han gustado:

4 repeating chords:

Sleet:

Planet III (Mesosphere):

Os recomiendo que le echéis un vistazo a su perfil en Soundcloud, no tiene desperdicio.
Igualmente, os recomiendo si os gusta descubrir gente nueva, que curioseéis un poco en Soundcloud, nunca sabes lo que te puedes encontrar.

Un saludo!

Gamegamusic Studio

…o eso me gustaría a mí: Tener un estudio de música. De momento me conformo con este “estudio” casero, que he montado poco a poco, y que me permite grabar canciones con una calidad aceptable, y sobre todo, experimentar y probar nuevos sonidos.

El estudio se compone de unos cuantos instrumentos, que pretendo ir ampliando y mejorando con el tiempo, mientras el dinero me lo permita. De momento son básicamente 4 guitarras, dos eléctricas, una electroacústica y una clásica; un bajo y un teclado.

Además, cuento con varios micros, uno de buena calidad (el que aparece en las imágenes), marca Behringer, además de dos pies de micro, y una pantalla antipop

Lo realmente importante es la tarjeta de sonido, que es la tarjeta Fast Track, de M-Audio, además del famoso programa Pro Tools, lo que me permite grabar con el micrófono, o directamente del instrumento al ordenador.

La calidad de la tarjeta no es muy alta, pero si es bastante asequible para su precio, y permite grabar con una calidad decente. Quizás lo que menos me gusta es a la hora de ecualizar y mezclar las pistas, sobre todo si son instrumentos eléctricos, grabados directamente al ordenador. Ahí es donde quizás se nota más la calidad mediocre de la tarjeta. Por lo demás, está bastante bien en relación calidad/precio.

Como decía, el tener un estudio donde poder grabar con una calidad casi profesional es un proyecto a largo plazo, que voy a ir mejorando poco a poco, paso a paso. Para empezar pretendo ampliar los instrumentos que tengo, (hacerme con una batería eléctrica, por ejemplo) mejorar el sitio donde grabo, además de aprender más a grabar, ecualizar y mezclar las pistas, cosa nada fácil, y en donde de momento soy un principiante.

Pero ya puedo decir hoy que tengo una herramienta que me permite grabar canciones con una calidad más que decente, de manera que puedo empezar a trabajar en canciones para cortometrajes, vídeos, videojuegos, etc. De hecho ya he empezado a trabajar en la BSO de un juego, donde mezclaré sonido digital con instrumentos reales.

Os dejo, para terminar, una serie de ejemplos de primeras grabaciones que he ido realizando, desde que tengo montando el estudio. Espero que os gusten:

 Chico Chicle (Promo Version):

Fly, dive, dream:

Bridge Zone (Rock cover):

Un saludo!

CGM The Game Corruption (2010 – 2012)

Buenas, hoy os traigo un juego estilo RPG hecho por Gutic, un programador que conocí (como muchos otros) a través de la Comunidad Game Maker.

En este juego he hecho una pequeña colaboración, encargandome del tema principal del juego, que compuse de tres formas distintas: Una versión lenta en piano, otra más “cañera“, con percusión, guitarra, órganos, etc, y otra más larga para la introducción del juego, que funde la versión lenta con la “cañera”.

El juego es un RPG clásico, muy del estilo de los juegos de la saga Final Fantasy, Golden Sun, etc. Tiene un sistema de batallas por turnos, enfrentandote a los enemigos en el mismo mapa (No aparece un terreno de batalla, como en muchos juegos RPG).

Tiene magias, invocaciones, un equipo que se va mejorando a lo largo del juego. En resumen, lo normal en un juego de este estilo. Además, incluye una colección de cromos, para darle más interés al juego.

 La gran peculiaridad del juego es su argumento, basado en la “vida” de   la propia Comunidad Game Maker, de manera que Gutic convierte a la web en una ciudad, y a los usuarios de la misma en los protagonistas de  la historia. Para conocer más del juego, y para descargarlo, podéis  visitar su página web , o bien directamente mirar el post que ha hecho en la web de la Comunidad.

Os dejo además el tema principal del juego, en su versión más agresiva:

CGM The Game Corruption – Tema principal:  

Un saludo!

Chiptune

Buenas, en la entrada nº 20 del blog, voy a hablaros de ese género musical conocido como “Chiptune”.
 

En un principio, se hablaba de Chiptune , para referirse a la música sintetizada por un chip (de ahí el nombre) de sonido, en una  videoconsola. En un artículo bastante bueno de Wikipedia, se habla  de la historia de la música en los videojuegos, si os interesa el tema  os aconsejo que le echéis un vistazo.

Un ejemplo de música “Chiptune”, de una consola de 8-bits: Batman – Return of the Joker, de NES:

Hoy día, sin embargo, el término se utiliza más para referirse a un género musical, que ha surgido a partir de esta peculiar música para videojuegos, donde se recuperan los sonidos características de las viejas consolas para hacer música, y se rinde sobretodo tributo a las geniales composiciones melódicas que se hicieron en su momento (años 80 y principios del 90) con unas limitaciones considerables, haciendo, como digo siempre, de la escasez virtud.

Lo cierto es que el sonido que generaban los chips de sonidos de ciertas consolas (Por ejemplo la Commodore 64, la NES, la Master System, o incluso la Game Boy), sobretodo de las conocidas como “de tercera generación”, o “de 8-bits” (Aunque en realidad la generación de consolas anterior también usaban 8-bits) tenían un encanto que los hacía único, utilizándose hoy en día para componer canciones con ese aire retro, recordando la época de esplendor de este tipo de música.

Así, nos encontramos hoy con muchos artistas, dj’s, e incluso grupos de música que componen utilizando este tipo de sonidos (mediante samplers, o directamente usando la propia consola como “instumento”). Muchos de estos artistas han aprovechado este sonido peculiar para experimentar, creando canciones más cercanas al rock, o al metal; añadiendo guitarras, bajos; etc.

Un buen ejemplo, probablemente el más representativo de este movimiento es el grupo neoyorquino Anamanaguchi, del que ya he hablado antes en un par de ocasiones.

Este grupo, que ha acabado de hacerse más o menos popular gracias a componer la banda sonora del juego de Scott Pilgrim, es una banda como otra cualquiera (batería, guitarras y bajo), con el añadido de que utilizan además una NES y una Game Boy hackeadas para componer sus temas. El resultado es, cuanto menos, genial:

Helix Nebula – Power Supply (2006):


Airbrushed, uno de sus singles más recientes, en directo y en acústico:


Otro tema, del grupo Talk to Animals:

También hay Dj’s, y artistas en general que se dedican a hacer este tipo de música, como el artista londinense Shirobon:

Shirobon – Lightspeed Lucy:


Y aquí os dejo una versión suya del famoso tema de Justice, “We are your friends“:


Turboshinboy – Everyone loves a happy ending:

Dentro del género Chiptune, podemos encontrar variedades y subgéneros, como sería el Nintendocore, que en general podríamos decir que se caracteriza por utilizas sonidos de la NES, y ser normalmente canciones hardcore, con tempos muy altos, baterías agresivas, etc.

Un ejemplo de tema Nintendocore; The Sonic Song, del grupo californiano Iamerror :


Ni que decir tiene que esta música originaria de las consolas 8-bits también ha sido una gran influencia para la música electrónica actual, para la pop, y en realidad para casi todos los géneros musicales actuales que utilizan sintetizadores y sonidos electrónicos.

En cuanto a mí, nunca he llegado a hacer música con las tarjeta de sonidos de videoconsolas, aunque me gustaría poder hacerlo (si me entero bien de como hackear la consola, que no parece fácil), pero sí que he hecho temas “8 biteros”, como la BSO de Demon Hunter, o bien temas inspirados en esta música, aunque sin utilizar directamente ese peculiar sonido, como sería mi proyecto personal 8 bits. Aquí os dejo algunos ejemplos, y con esto me despido!

Fase – Demon Hunter BSO (2011):

BeAt 1 (2010):

Life is a bubble – 8 bits Vol.3 (2012):

8 bits – Vol. 3 (2012)

Hola a todos. Por fin he acabado la tercera, y en principio última parte de mi proyecto personal 8 bits. En principio esta parte iba a terminarla a finales del 2011, pero por razones de estudio sobre todo, no he podido acabarla hasta ahora.

De esta tercera parte os puedo decir que es la que más me ha costado hacer, quizás porque es la que me he tomado más en serio. Las canciones, en términos generales, duran más en este tercer álbum, y están más orientadas (con alguna excepción) como canciones para ser escuchadas simplemente, más que como canciones para videojuegos, que era para lo que inicialmente estaban pensadas estas canciones.

Siguiendo el estilo de la segunda parte, esta tercera es mucho más compleja, en varios aspectos. Hay un mayor número de pistas, las melodías se han convertido más complejas, al igual que su armonización, etc. Además, he intentado dar un toque de originalidad, haciendo temas con tempos variables, baterías poco habituales, etc. Lo que viene siendo experimentar un poco.

Una nota que destacaría es el aumento del uso de semicorcheas, fusas y semifusas en esta tercera parte. Las he utilizado mucho porque dan mucho juego a la hora de componer una canción de este estilo, introduciendo una rapidez en la melodía que no puede lograrse interpretando una canción de manera natural. Un ejemplo de ello es en la canción “Pixel Jungle“, en la que podemos escuchar una parte con un sonido que nos recordará a los samples de las consolas de los 80.

Aquí os dejo 5 temas del disco:

Walking on fallen leaves:

Mat:

Life is a bubble: 

Feeding Happiness:

The pawn becomes queen:


Podéis descargar el álbum entero aquí.

En resumen, deciros que estoy bastante contento por como ha quedado esta última parte, que sigue la estela de la segunda, y que me ha costado lo suyo, ya que me he estrujado bastante el cerebro para componer en esta ocasión.

Y con esto se acaba, en principio, este proyecto, que queda como una trilogía, compuesta por 25 canciones cada álbum, es decir, un total de 75 canciones, 2’4 horas y 173,4 MB de música “8 bitera”. No la escuchéis toda de un tirón, que os podéis empezar a ver las cosas pixeladas…

Un saludo!

Un par de vídeos… y algo más

Buenas, hoy hago una mini entrada con un par de vídeos que he subido tocando en el piano un mismo tema:
Brigde Zone Theme (Sonic the hegdehog para Master System):

Aquí os dejo las dos versiones:

Primero, una versión lenta:

…Y otra versión más cañera, más parecida a la del juego (quizás demasiado rápida):

Aprovecho para deciros que podéis pasaros por mi canal de Youtube, donde aparte de subir vídeos interpretando covers o canciones propias, también subiré canciones (sólo audio) de todo tipo, vídeos acerca de juegos por salir, etc. Así que ya sabéis, si tenéis una cuenta, agregadme!: http://www.youtube.com/user/Gamegamusic

Y poco más. Sólo deciros que ahora mismo, con la carrera y los exámenes tengo poco tiempo para subir más cosas al blog, pero que tengo en mente muchas cosas, como por ejemplo subir en cuanto pueda la tercera parte de mi proyecto 8 bits, o hablaros de un proyecto de un amigo (Galaboo) del cual hice hace tiempo una BSO que creo puede gustaros, y muchas  más cosas. Así que más pronto que tarde sabréis de mí!

Un saludo

– ¡He hablado con simios más educados que tú!. – Me alegra que asistieras a tu reunión familiar diaria.

Hoy, aunque no tenga mucho que ver con el “fin” de este blog, me apetece hablar de una saga de videojuegos (sobre todo la primera y segunda parte) que me parecen unos de los mejores juegos que he disfrutado nunca. Hablo de Monkey Island, ese genial trabajo creado por el también genial Ron Gilbert, entre otros.

Se me vienen mil recuerdos cuando era solo un moco, jugando con todos mis hermanos y mi padre a la primera parte de esta saga, riéndonos con los geniales y originales diálogos (quien puede olvidar los duelos de insultos, los peculiares indígenas de Monkey Island, a Stan, etc.), intentado averiguar qué era lo siguiente a hacer, o disfrutando de los pixelados y simpáticos gráficos del juego.

Podría decir que el primer juego es un recuerdo más de infancia, al cuál he vuelto en multitud de ocasiones, hasta conocerlo casi de memoria. Al segundo no jugué hasta hace relativamente poco, siendo ya más mayor, lo cuál me parece una suerte, ya que pude disfrutar de un juego completamente nuevo, y vaya sí lo hice. (De hecho, esta segunda parte me parece el culmen de Monkey Island, la mejor parte, con ese final tan inesperado y ese Guybrush con aspecto de verdadero pirata [El hábito no hace el monje, claro]).

 

 Lo que más me ha gustado siempre de Monkey Island, y lo que creo que es su seña de identidad, su gran punto fuerte, aparte de un argumento  entretenido y unos personajes entrañables, es su sentido del humor,  reflejado en esos diálogos frescos y descarados, con un tono a veces  irónico que personalmente me encanta. (Además de esas pinceladas de  crítica social). 

Por cierto, como fan incondicional de las primeras dos sagas me hubiese gustado que la tercera parte hubiese sido culminada por su creador, Ron Gilbert, que tenía un final pensado para Monkey Island que no pudo realizar, debido a diferencias (al parecer) con Lucasart. Una pena, ya que esto determinó el destino del juego, que sacó muchos años después una tercera parte, que si bien no esta mal del todo y es entretenida, deja mucho que desear respecto de las dos primeras sagas.

En cuanto a la música, si bien la BSO de este juego no es lo que más me gusta de él (entre otras cosas porque en el momento en que salió el juego no se podía disfrutar mucho del sonido, que era producido por el sistema MIDI del ordenador). Aún así sí que tenía una banda sonora bonita, muy peculiar, de la que han trascendido un par de temas, entre ellos la sintonía principal del juego, reconocible por muchos:

Así que si no habéis probado estos juegos, os lo recomiendo encarecidamente, sobretodo las dos primeras partes, porque pasaréis un buen rato con su fantástico humor (en realidad propio de las geniales aventuras gráficas de Lucasart, en general).

Os dejo una canción que hice pensando en esta aventura gráfica, a modo de tributo de este gran gran videojuego:

Three headed monkey:

Recientemente han sacado versiones remodeladas de las dos primeras partes, que, aunque no las he probado, dudo que tengan el encanto de los originales.

Un saludo, y vigilad vuestras espaldas, que siempre puede aparecer un mono de tres cabezas!

8 bits – Vol. 2 (2010)

Buenas! Si hace un par de días subí el primer volumen de mi proyecto personal “8 bits“, ahora os dejo la segunda parte, elaborada principalmente a lo largo del 2010.

En esta segunda parte el estilo va evolucionando, pasando de ser una música inspirada en los videojuegos de los 80 y los 90, a tener un estilo (considero) propio.  En términos generales, creo que se nota una “madurez” componiendo en este segundo volumen, debido a que empecé a cogerle la práctica (y el gusto), y por eso creo que en esta segunda parte se pueden ver melodías más complejas y originales, con más pistas por canción, con mayor protagonismo y variedad en cuanto a percusión se refiere. Hay más “agresividad” en las canciones, con más solos y siendo estos más complejos, imitando a lo que sería un solo de guitarra en una canción de Rock o de Metal.

Además, las canciones se hacen más largas y con más partes a lo largo de ellas, y ya no son tanto canciones pensadas para hacer bucle con pocas variantes a lo largo de la misma.

En resumen diría que esta segunda parte es bastante mejor que la primera (desde luego estoy bastante más “orgulloso” de esta segunda), y desde luego se nota una evolución respecto de la anterior. Creo que es la que mejores temas tiene, aunque toda esta opinión es personal y, probablemente no sea demasiado objetiva, así que dejo en vuestras manos la crítica! Os dejo 5 temas del disco como muestra:

A brand new world:

Enough:

We’re getting crazy:

The magic wheel:

Stunned and lonely:

Podéis descargarlo aquí.

Un saludo!